PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

En EVN pensamos que la elección de tu vestido de novia es algo que tienes que disfrutar, por eso te respondemos a las preguntas que pueden surgir cuando se encara esta experiencia tan intensa y maravillosa.
 

¿Cuándo debo empezar a buscar mi vestido de novia?

- Lo ideal es que el proceso de compra lo lleves a cabo entre un año y seis meses antes de la fecha del enlace. Tómatelo con calma, sin prisas. Puedes consultarnos todas las dudas que tengas antes de venir por teléfono o WhatsApp y estaremos encantadas de atenderte. 

¿Quién puede acompañarme a probarme vestidos?

- Elige bien a las personas que acompañarán en este momento tan importante. Te aconsejamos que sean pocas personas, de confianza, que te conozcan muy bien y conozcan tus gustos, ya que recibir demasiadas opiniones externas puede ser contraproducente. Valora sus comentarios y aunque es importante que los escuches, eres tú quien debe tomar la decisión final.


No sé cuánto me voy a gastar, ¿y si me gusta un vestido que no puedo permitirme?

- Fija de antemano un presupuesto que sea acorde con el tipo de vestido que buscas y por flexibilidad añade un pequeño margen. Lo ideal es que nos comentes lo que tienes pensado gastarte para que te mostremos los vestidos de novia que tenemos en el rango de precios que te interesa y así no des con opciones que luego tengas que descartar.


Tengo una idea muy clara de lo que quiero, ¿y si luego no me sienta bien?

- No te satures mirando fotos y abre tu mente para la elección de tu vestido de novia, no te cierres a opciones en las que no habías pensado. Déjate asesorar por nosotras, piensa que hemos visto a muchas novias como tú y sabemos qué te puede quedar mejor, muchas veces un vestido que no llama la atención resulta ser el elegido. Estamos aquí para que tu elección sea la mejor y que el día de tu boda estés radiante.


¿Se pueden hacer modificaciones en los vestidos?

- Sí, en la prueba coméntanos lo que cambiarías de cada modelo y no lo descartes por un detalle, si podemos modificarlo para que sea tu vestido, lo haremos.

  ¿Cuántos vestidos tengo que probarme para encontrar el mío?

- No sirve de nada probarse muchos vestidos de novia, no por ello la decisión será más fácil. Puede llegar un momento en el que ni tú misma sepas qué te has probado o cuál era el vestido que mejor te sentaba y al final hagas tu elección por agotamiento. Cuando sientas que es el tuyo, no te pruebes más, ni busques más, sólo disfruta de lo radiante y guapa que te veas en ese momento.


Finalmente, disfruta de esta experiencia única, este es nuestro consejo top.